CASA EN COSTA BRAVA

Slider

GALERÍA

Casa en la Costa Brava

Cuando el equipo empieza a trabajar este proyecto se centra en cuatro elementos
principales que serán los hilos conductores de esta casa de segunda residencia,
ubicada en un enclave perfecto, la Costa Brava.

El hormigón, la piedra basaltina, la laca brillo y el parquet de roble teñido, aportan
continuidad visual y material, puesto que se van repitiendo en las diferentes
estancias de la casa, ya sean de interior o de exterior.

La sensación de harmonía que nos ofrece la fachada revestida con piedra
basaltina da la bienvenida a la casa: Combinada con el cerramiento principal de
roble teñido aporta equilibrio al conjunto.

El espacio exterior es una fusión entre estética mediterránea y japonesa. Un
pasillo de lamas de hormigón intercalado con césped atraviesa el jardín que
conduce a la zona de la piscina, también de hormigón.

El chillout, una de las estancias abiertas del exterior, está realizado con lamas
metálicas que se pueden orientar eléctricamente en función de las inclemencias
temporales.

Continuo al chillout encontramos el comedor de verano con un elemento
protagonista, la mesa diseñada por Ferruz, de pletina plegada galvanizada y bancos
hechos con un bloque de basaltina y cojines tapizados a juego.

A lo lejos se puede ver otra de las estancias de exterior, el espacio lúdico donde
se encuentran los futbolines, un bar… Un cubo hecho con lamas de madera que
genera el efecto de sol y sombra ideal para esos momentos de ocio que tanto
gustan a la familia.

El interior de la casa sigue las mismas directrices que el exterior. En la planta baja se 
dispone el salón-comedor, la cocina y la sala de audición o biblioteca con
chimenea. El hecho de que sea una casa tan abierta permite disfrutar del entorno
estés donde estés.

El salón del comedor es un gran espacio diáfano dividido por una librería bifacial
práctica y con mucho peso estético.  Junto al salón, la cocina de alta gama Hi-Line de la firma Dada.

Las paredes de la plata baja están forradas con unos paneles lacados que ocultan  las diferentes estancias.

La escalera de hormigón encofrado y recubierta por la parte de la contrahuella con
bloques de roble macizo es uno de los elementos más emocionantes e
impactantes de la casa.

En el piso superior encontramos la suite y los dormitorios.

La suite principal tiene vistas a las calas, a los pinos negros y a los acantilados
típicamente mediterráneos de la Costa Brava. La guinda del pastel de este
espacio privado de la pareja es la terraza privada con jacuzzi de piedra basaltina y
la tarima de madera natural.

La planta del sótano cuenta con otra zona lúdica y una sala de cine privado.

Como en muchos de nuestros proyectos las piezas de arte de toda la casa fueron
seleccionadas por el equipo de decoradores de Ferruz Studio.

VER MÁS PROYECTOS

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar